Mascarilla hidratante

Si necesitas nutrición e hidratación inmediatas, aplasta con un tenedor medio aguacate (rico en aceites y vitamina E) y añade unas cucharadas de miel. Extiende en tus manos (principalmente en la cara superior) y deja que la piel absorba los distintos componentes de estos dos regalos de la naturaleza. Aclara con agua templada pasados 20 minutos.

Otra alternativa es batir una yema de huevo y mezclarla con una cucharada de aceite de oliva y una de miel. Este cóctel de juventud devolverá a tus manos toda su belleza y suavidad.
X
X

Compartir
Compartir
X

MobinPlayer