Mascarilla exfoliante

Mezcla 4 cucharadas de aceite de almendras dulces con una de azúcar. Aplica y extiende por ambas manos frotando con suavidad. Aclara con agua. Trocea y aplasta con tenedor 2 o 3 fresas e incorpóralas a medio yogur natural. Utiliza esta sencilla mascarilla como exfoliante. Notarás el efecto “arrastre” de células muertas que realizan a la perfección las pequeñas semillas de las fresas. Si quieres al mismo tiempo exfoliar y nutrir, mezcla en medio vaso de leche unas cucharadas de copos de avena ligeramente triturados (puedes hacerlo también con yogur). Extiende por toda la mano con movimientos circulares para limpiar en profundidad y deja actuar unos 15 minutos para que las vitaminas, minerales y aminoácidos de la avena alimenten y revitalicen tu piel.
X
X

Compartir
Compartir
X

MobinPlayer