Exfoliante corporal de limón


Para preparar este sencillo exfoliante simplemente debes mezclar la miel, el zumo de limón y la pizca de azúcar. Intégrala perfectamente. El paso siguiente será el de la aplicación. Este exfoliante es perfecto para las durezas de los talones, rodillas y codos. Te lo frotas ayudándote con una esponja de baño y lo dejas que actúe durante algunos minutos antes de enjuagarlo.
X
X

Compartir
Compartir
X

MobinPlayer