Exfoliante corporal de sales minerales

En un recipiente, coloca la sal marina, molida fina o entrefina, donde añadirás el aceite de oliva (puedes sustituirlo por jojoba, ajonjolí o tu favorito para el cutis) y también las gotas de aceite esencial que vayas a emplear. Agrega la miel (líquida) y mezcla bien hasta que los ingredientes se amalgamen por completo. Puedes hacerlo directamente dentro de un frasco. Una vez que lo tengas listo, no tienes más que usar este exfoliante corporal sobre cualquier zona de tu piel. Siempre aplícalo con masajes suaves y circulares. Una vez que hayan transcurrido unos 15, 20 minutos, ya podrás quitártelo. Este exfoliante es perfecto para usar antes del baño. Puedes guardar el peeling en un frasco hermético en la nevera y emplear cuantas veces gustes.
X
X

Compartir
Compartir
X

MobinPlayer