Exfoliante corporal de azúcar y almendras

Coloca en un recipiente las almendras, que deben estar previamente molidas y hechas polvo. Incluso puedes comprarlas directamente así. Mézclalas con el azúcar integral y posteriormente añade el aceite. La idea es que se integren dichos elementos directamente sobre el frasco donde depositarás este exfoliante. Agrega la cápsula de vitamina E y remueve bien para que los elementos se integren. Una vez que ya te hayas bañado, aplica este exfoliante directamente sobre las zonas de tu piel en las que quieras disponer de sus propiedades. Masajea bien, siempre en forma circular. Deja actuar unos 15 minutos antes de eliminar por completo con agua. Verás que el uso repetido de este exfoliante te dejará la piel maravillosamente bien, ya que tienen todos los elementos los requisitos necesarios como para que tu cutis quede reluciente.
X
X

Compartir
Compartir
X

MobinPlayer